• Martes, 11 de Diciembre de 2018

MUCHO MÁS QUE ESQUIAR

Planes para disfrutar en la nieve

Desde hace años las estaciones de esquí ofrecen a los visitantes mucho más que el simple plan de esquiar. Conducir trineos tirados por perros, construir iglús, u observar el cielo invernal son algunas de las propuestas que nos ofrecen. ¿Te animas a disfrutarlas?

Conducir un trineo tirado por perros o musik cada vez mas habitual en las estaciones de ski.
Conducir un trineo tirado por perros o musik cada vez mas habitual en las estaciones de ski.

Os proponemos cinco planes para que disfrutéis de la nieve de forma diferente. Además la amplia y variada oferta de establecimientos hoteleros que hay en actualmente en las estaciones de esquí, muchos de ellos con spa y chimenea, hacen todavía mas atractiva la idea de acercarse a pasar unos días en la nieve.

1. Mushing en Andorra

Si siempre has soñado con emular al explorador noruego, Roald Amundsen guiando trineos arrastrados por perros en la nieve, esta es tu actividad. Indicada para todo el mundo, permite adentrarse por los caminos nevados entre los bosques de la estación de esquí de Grandvalira (Andorra), que se extiende por las parroquias de Encamp y Canillo. Los recorridos están marcados en los circuitos de Riba Escorxada (Grandvalira-El Tarter) y en el Centro de Actividades de Aventura (Grandvalira-Grau Roig), en este último existe la posibilidad de realizar la actividad de noche.

Los trineos tienen cabida para dos personas y puedes conducirlo tu mismo, o alquilarlo con guía.

El mushing aunque actualmente es considerado un deporte, en los países nórdicos es una forma tradicional de transporte. En España el último Campeonato Nacional de Musing reunió el pasado mes de marzo en Baqueira Beret (Lérida) a 184 corredores, de 10 federaciones distintas.

Y si vas con niños o un grupo de amigos, podréis además participar en la construcción de un iglú, de la mano de un monitor experto. Esta actividad se realiza solo jueves y sábados, en el sector Pas de la Casa de Grandvalira.

Sin duda una forma diferente de disfrutar de la nieve que además te permitirán adquirir las nociones básicas para convertirte en un auténtico inuit.

Noche vivac en Huesca. Foto ValdechoactivaFoto: Valdechoactiva.

2. Vivac en el Valle de Echo (Huesca)

Os proponemos un paseo por el oscense Valle de Echo. La ruta se realiza practicando esquí backcountry, similar al esquí nórdico pero fuera de pista, lo que nos permite disfrutar del contacto con la naturaleza, del silencio, y de paisajes espectaculares, fuera de los recorridos marcados.

La actividad está programada para dos jornadas, y para se transporta en pulkas (trineos) todo el material necesario para pasar vivaquear una noche. La ruta se inicia en la Selva de Oza hacia Guarrinza, donde se montará el campo base para continuar el la segunda jornada hacia el valle de Aguas Tuertas hasta el Ibón de Estanés. Estos días nos servirán para mejorar nuestros conocimientos de supervivencia en la montaña, a lo largo de los cuales aprenderemos el manejo del ARVA, dispositivo de búsqueda de víctimas de avalanchas que lleva o debe llevar consigo el montañero; a montar iglús, o cuevas en la nieve y las tiendas para el vivac.

Las próximas salidas estás programadas para el 28 y 29 de enero; 11 y 12, 18 y 19, 25 y 26 de febrero y 4 y 5 de marzo.

Más información en: http://www.valdechoactiva.com

esqui con raquetas

3. Senderismo con esquís y raquetas

Esta modalidad de ski conocido como nórdico que permite desplazarse con los esquís por la nieve, gana cada año más seguidores. Aragón cuenta con más de 150 kilómetros de pistas señalizadas para practicar este deporte agrupados en nueve espacios nórdicos, ocho en los Pirineos y uno en Teruel, enclavados todos ellos en espacios naturales protegidos que prometen sin ninguna duda, una travesía por paisajes espectaculares. Las pistas transcurren por bosques, valles o glaciares, adaptadas a todos los niveles, desde iniciación hasta avanzado, pudiendo combinar la visita a estos espacios sacando el pase de temporada conjunto.

Navarra es también un referente para los aficionados al esquí nórdico. Si quieres iniciarte en esta práctica dos son las zonas donde se practica principalmente: una en Larra-Belagua donde hay aproximadamente 32 kilómetros acondicionados distribuidos en el centro El Ferial, la Contienda y La Mata de Haya; y otra en Abodi-Irati, en plena selva de Irati, con dos pistas para el esquí con raquetas.

Además cuando las nevadas son intensas puede practicarse por libre en las sierras de Aralar y de Urbasa-Andía, en pistas sin acondicionar, aunque esta opción solo es recomendable para expertos montañeros y siempre con precaución.

Aquí os dejamos un listado de todas las estaciones de esquí que cuentan con pistas de esquí nórdico y su estado actual.

Balneario Panticosa. Foto Turismo de AragonFoto: Turismo de Aragón.

4. Un baño caliente al aire libre

¿Hay algo más agradable que meterse en una piscina termal? Rotundamente sí, y es meterse en una piscina termal en medio de un paisaje nevado.

Sin duda uno de los más recomendables es el balneario de Panticosa (Huesca), situado junto a la estación de esquí alpino Aramón Panticosa con una oferta completa que une el relax con la práctica de deportes de nieve. El Balneario cuenta con tres instalaciones diferentes las Termas de Tiberio y dos Spa Termales: El Quiñón y el Spa Termal de Gran Hotel.

Las aguas del Balneario brotan del manantial de Tiberio a 53ºC, sus características químicas y térmicas producen un efecto analgésico y son muy beneficiosas para el tratamiento de enfermedades óseas, de piel, reumáticas, cuadros de estrés y problemas asmáticos. Además su riqueza en azufre favorece el embellecimiento y a la regeneración cutánea.

Cuenta con piscina exterior, zona de descanso y relax, desde la que disfrutar de las vistas de la montaña; una playa de arena natural, un igloo donde subir la presión arterial, piscina de hidromasaje y aromática, cortinas de agua, sauna finlandesa, baño turco y hammam.

Además del manantial de Tiberio, el centro cuenta con otros tres manantiales que por la temperatura y características de sus aguas se utilizan para el tratamiento de específico de distintas dolencias: el Manantial de San Agustín o Fuente del Riñón; la fuente de la Belleza o del Estómago y el Manantial de La Laguna para los procesos digestivos.

También en Huesca, se encuentra el balneario Vilas del Turbón, cuyas aguas emergen del Manantial Virgen de la Peña, sus características la hacen muy apropiadas para tratar las afecciones de riñón y vias urinarias, terapias antiestres, anemia, alteraciones respiratorias, alergias, etcétera.

Su ubicación en medio de la montaña, su acceso se realiza a través de una pista forestal, le convierten en un lugar adecuado para aislarse del mundo y recobrar fuerzas, para ello es recomendable someterse a su conocida `novena´, tratamiento que dura nueve días mínimo.

Observatorio cielo en Sierra Nevada

5. Noche astronómica

Un buen plan para disfrutar de las noches de invierno, sobre todo si estamos en una montaña alta y nevada es mirar el cielo. Desde la estación de esquí de Sierra Nevada (Granada) se organizan talleres de iniciación a la Astronomía.

Sin duda el invierno es un buen momento para observar el cielo y ver la constelación de Orión, donde se sitúan dos de las estrellas más grandes y brillantes del universo, Betelgeuse de color rojizo ocupa el 10º lugar, y Rigel, que es blanca el 7º. El tamaño de ambas, Betelgeuse es 800 veces más grande que el Sol; y Rigel, 73 veces el radio solar, permite observarlas incluso sin telescopio.

Así que prepárate, ponte ropa de abrigo y disfruta del cielo nocturno del invierno.