• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

AVISTAMIENTO DE ANIMALES EN LIBERTAD

Vive una experiencia salvaje

En España compartimos territorio con animales salvajes de extraordinaria belleza. Buscar su rastro y conseguir verlos en libertad, es una experiencia intensa y divertida que merece la pena disfrutar.

Osos Pardos en la Cordillera Cantábrica
Osos Pardos en la Cordillera Cantábrica

"El sol asomaba entre la escarpada cumbre que teníamos a nuestra espalda. Llevábamos un rato apostados en silencio esperando que los primeros rayos iluminaran el valle. De pronto, David, nuestro guía, apuntó hacia abajo con los prismáticos. A lo lejos, en una senda que lindaba con una masa compacta de robles, apareció una enorme osa con su cría. Cruzaron la senda y se dirigieron al río, donde pudimos observarles beber un momento antes de que desaparecieran entre unas rocas. ¡Fue un momento inolvidable!".

El testimonio de esta viajera nos invita a probar la experiencia. Ver un oso pardo salvaje en libertad es algo singular y emocionante. Sólo quedan menos de 300 osos pardos, y 200 de ellos se distribuyen en una zona que va desde los Ancares lucenses y leoneses hasta llegar casi a la zona central de la cordillera entre León y Asturias.

Existen varias empresas de turismo ecológico que ofrecen un viaje distinto a la busca del oso pardo en esta zona, en las montañas de Teverga, Somiedo, Cangas del Narcea, Degaña e Ibias donde conviven con venados, jabalíes, rebecos y lobos. 

Geo Face es una de las empresas que ofrece este servicio por 75 euros por persona. En este precio se incluye el transporte hasta las zonas de avistamiento, prismáticos y telescopios de alta calidad para cada viajero, y un guía oficial habilitado por el Principado de Asturias e intérprete del medio natural.

La jornada tiene una duración de unas ocho horas, y para David, uno de los guías de la empresa, la mejor época para ver osos en libertad es de octubre a finales de noviembre, cuando los osos deben comer mucho para afrontar el invierno. También la primavera, de finales de abril y durante el mes de mayo, con los osos en celo, es buena época de observación. No se puede asegurar que vayamos a ver al oso. La media de avistamientos está en el 60%, pero la experiencia, el entorno y la compañía merecen la visita.

Otras empresas que ofrecen estos servicios son Fayas ForestalWldwatchingspain, y Natur

Tras los pasos del lobo

El lobo ibérico es difícil de ver. Esquivo e inteligente evita el contacto con el hombre, al que fácilmente localiza con su extraordinario sentido del olfato y un oído muy fino. Aunque estuvo cerca de la extinción, en la actualidad hay más de 2.000 lobos ibéricos en España. 

Se pueden ver lobos en las sierras andaluzas de Andújar y Despeñaperros (Jaén); Cardeña y Montoro, y Hornachuelos (Córdoba). En Castilla-La Mancha, en el Parque Natural de Valle de Alcudia y Sierra Madrona (Ciudad Real). En Madrid hay lobos en la Sierra de Guadarrama. En Castilla y León, en  Gredos (Ávila); en la Sierra de la Demanda (Burgos); Fuentes Carrionas, en Palencia y Sierra de La Culebra, en Zamora. En Asturias y Cantabria hay lobos en Somiedo y en Saja Besaya; en el Pirineo catalán en Cadí-Moixeró; en Euskadi en la zona de Gorbeia; y en Galicia en las sierras Do Courel, y O Invernadeiro.

mayoractual_lobos

El lobo es un animal que se desplaza mucho, por lo que las poblaciones pueden ocupar varias zonas en diferentes épocas del año. Pero si hay un lugar donde abundan especialmente las manadas, es en la sierra de La Culebra, en Zamora, donde está la mayor concentración de lobos de España y una de las mayores de Europa.

Aunque los lugares más visitados son las comarcas de Sanabria y la Carballeda, el lobo se extiende por toda la sierra. También se puede ver en las comarcas de Tábara, Alba y Aliste.

Aherca organiza salidas en la Culebra de cuatro horas desde 25 euros por persona. El precio incluye el transporte a la zona, un guía, y un equipo telescópico. Otras empresas que realizan visitas de avistamiento son Llobu, Lobisome y Zamora Natural.

A por el Lince en Andújar

Quedan alrededor de 500 ejemplares de Lince Ibérico en el mundo. Se distribuyen en  poblaciones de Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía. Los grupos más numerosos están en Doñana y en las sierras de Andújar. En ambos lugares existen empresas que guían a la búsqueda de linces. 

Quizá porque sea el animal más difícil de ver en libertad es conveniente contratar con empresas expertas con las que tengas más posibilidades de ver al animal. Nosotros te proponemos Iberus, que hace la visita en una finca privada. Las jornadas de un día rondan los 120 euros por persona, incluye el transporte, el acceso a la finca, los equipos de avistamiento, desayuno y picnic. La jornada es de doce horas, aunque hay también jornadas de medio día.  

mayoractual_lince

La Sierra de Andújar es el mayor núcleo poblacional de la especie, siendo uno de los mejores lugares para su avistamiento. Durante la jornada se buscan rastros, huellas y señales que indiquen su presencia.​

Entre un monte mediterráneo de suaves relieves y un paisaje espectacular, el viajero se adentra en el Parque Natural para descubrir el mundo de las inquietas nutrias, el águila imperial o los buitres negro y leonado, que ya a media mañana levantan su vuelo aprovechando las corrientes térmicas. ​

En búsqueda del lince, por el camino es fácil divisar ciervos, gamos, muflones o jabalíes.

Dehesas de encinas, alcornoques, piruétanos, brezos, jaras, madroños, lentiscos, o distintas plantas aromáticas típicas del monte mediterráneo, entre un infinito laberinto de "bolos" graníticos abren camino hacia la finca privada donde de forma exclusiva y en grupos reducidos se espera intentando la observación del Lince ibérico.

Otras empresas de ecoturismo que realizan estas visitas en Doñana y en Andújar son, EcowildlifeDoñana Nature y Turismo Verde.

Cetáceos en el Estrecho

En España hay varias zonas donde es posible navegar en busca de delfines y ballenas. Una de ellas es el Estrecho del Gibraltar, donde es posible ver todo el año calderones comunes, delfines mulares, delfines comunes y delfines listados. De abril a octubre los cachalotes suelen aparecer por allí, y en julio y agosto vienen las orcas. De vez en cuando es posible observar a algún rorcual común, la segunda ballena más grande después de la Ballena Azul.

mayoractual_orcas

Para su avistamiento desde MayorActual recomendamos la Fundación Firmm, que desde 1998 lleva trabajando para conservar y mejorar las condiciones de vida de los grupos de delfines, cachalotes, orcas y ballenas que viven en la zona, o que transitan por el estrecho.

En sus dos barcos de investigación acompañan a los viajeros e informan y sensibilizan sobre los problemas que afrontan estos animales. Las salidas se realizan en barco con visión submarina desde marzo a noviembre. En función del tiempo, los interesados deben contactar y reservar su plaza. Las salidas de dos horas para ver ballenas y delfines cuestan 30 euros, y para las orcas, que acuden al estrecho en julio y agosto siguiendo a los atunes rojos, las salidas de tres horas cuestan 45 euros.

Otras compañías de avistamiento de ballenas y delfines en la zona son Turmares, Aventura Tarifa, Walle Watch, o Sport Tarifa.