• Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

TIEMPO LIBRE

El Cantábrico, a la misma temperatura que el Mediterráneo

Acostumbrados a meterse en el agua paso a paso, evitando que las olas les sorprendan, este año hasta los más pequeños se lanzan. Y no se puede culpar al cambio climático porque la explicación es que hemos tenido muchas precipitaciones, de manera que hemos creado una capa de baja salinidad que actúa como aislante. Así, lo que se tiene que calentar se calienta mucho más que si se tuviera que calentar toda la columna de agua. Y en el norte, tan felices. Si no fuera por las olas, podrían confundirlo con el Mediterráneo.